PVB: el reciclaje de un plástico poco conocido


¿Que es el PVB? ¿Es un plástico?

El butiral de polivinilo (de ahora en adelante PVB) es un compuesto químico resultado de mezclar alcohol de polivinilo con butiraldehído. El material resultante es un polímero de gran adherencia y durabilidad, utilizado principalmente en la industria del vidrio. El butiral de polivinilo se utiliza como una lámina que, gracias a sus propiedades de adherencia y transparencia y por eso,  es idónea para la unión de hojas de vidrio. Permite la transmisión de esfuerzos entre los vidrios, uniéndolos como uno solo, aunque el propio material carece de resistencia mecánica. La lámina de butiral se utiliza para impedir el desprendimiento de fragmentos de vidrio si se produce una rotura, por lo que se emplea en lunas de vehículos y en vidrios que puedan presentar riesgo para las personas en la edificación, como ventanas, lucernarios o escaparates.

¿Que es el vidrio laminado?

El vidrio laminado consiste en una estructura interlaminar de dos láminas o paneles de vidrio unidos entre sí con una capa intermedia de una película o lámina de polímero (PVB) que se coloca entre las dos láminas de vidrio, es decir, es el resultado de la unión de dos o más placas de vidrio, intercalando entre ellas una o más láminas de PVB (polivinil butiral).

Este material combina las propiedades específicas del vidrio, tales como la transparencia y durabilidad, con las del PVB, cualidades como su adherencia al vidrio, elasticidad y resistencia a los impactos, protección acústica y contra los rayos UV, además de ofrecer múltiples posibilidades de color.

La gran elasticidad del PVB de confiere una alta resistencia frente a impactos. Es por ello que, ante un golpe sobre el vidrio laminado, la película de PVB absorbe la energía del choque, y, por su flexibilidad, mantiene su adherencia al cristal. Estas son las propiedades que convierten al vidrio laminado en una excelente barrera de protección. Por otra parte, no altera la transparencia del vidrio.

Además, el uso como intercalario de un polivinilbutiral acústico hace que a estas propiedades de seguridad  le proporcionen un excepcional aislamiento acústico, ayudando así a crear ambientes protegidos y confortables.

¿Por qué reciclar el PVB?

Reciclar este plástico tiene una importancia muy significativa. Después de la descontaminación de los Vehículos Fuera de Uso en centros autorizados para ello, se generan grandes cantidades de vidrio laminado compuesto del propio vidrio y del PVB. Debido a la gran adherencia del plástico, éste al romperse la luna del automóvil no se desprende del vidrio. Si se consigue separar el plástico del vidrio obteniendo los dos productos con una pureza tal que puedan ser devueltos otra vez a la industria, contribuimos a un aumento de la cantidad de vidrio y a la disminución del PVB virgen al usar el reciclado. Además, contribuirá a cumplir una de las normativas más importantes que afecta al reciclado de parabrisas de vehículos fuera de uso, y por tanto al PVB, la directiva europea ELV 2000/53/EC, que establece un conjunto de medidas tanto para la gestión de residuos creados por los vehículos como para su tratamiento, reciclaje y recuperación cuando acaban su ciclo de vida útil.

Ahora bien, este proceso no es fácil, ni mucho menos. Si así lo fuera, existirían muchas empresas gestoras de residuos que se dedicarían a este tipo de residuo. No es el caso. La separación de los dos materiales y obtener el PVB sin contaminación de vidrio es un proceso complicado, pero a su vez factible, como comentaré a continuación.

Proceso de reciclaje de PVB

Como se puede ver en la fotografía, el plástico PVB llega a la planta de gestión de residuos completamente apelmazado, mezclado y pegado completamente al vidrio laminado. El primer proceso que hay que hacer es desmenuzar estos mazacotes. Para eso, usaremos una trituradora rápida con martillos locos como la Willibald MZA 4600. Para muestra, un video, de la prueba industrial que Europa-Parts, S.L. hizo en la empresa Recuperación de Vidrio Madrileña, S.A. (REVIMA)

http://www.youtube.com/watch?v=XkrWrGl3v8k&feature=plcp

En el vídeo se ve como se va adicionando a la trituradora mediante la acción de un pulpo el PVB con vidrio que entra en la trituradora y rápidamente sale con el material completamente desmenuzado aunque no separado, pero es un primer paso para poder manejar bien el residuo y poder hacer una efectiva separación posteriormente.

Esta segunda separación se puede hacer de varias formas, como por ejemplo, mediante separación optica. Os hablaré de una prueba que hice en su día para la separación y lavado del vidrio con PVB. Para ello, se utilizó únicamente una centrifuga para el lavado de plástico triturado. Esta centrífuga está compuesta por un husillo interior recubierto por una rejilla cilíndrica que tiene agujeros de 1 cm, que transporta el plástico desde la entrada de la centrifuga hasta su salida. El aporte de agua mezclada con agentes limpiadores mediante aspersión en el interior del cilindro realiza la limpieza del plástico, como se puede ver en la siguiente imagen. Está completamente cerrada mediante las ventanas de color naranja. Por la parte superior se le añade la mezcla limpiadora y por el tubo inferior sale el agua sucia. La máquina actua a una elevada velocidad, alcanzando velocidades de 2000 rpm, por lo que el tiempo de contacto del plástico con el agua es muy bajo.

Pues bien, en la parte superior izquierda se puede ver una pequeña tolva, por ahí se iba adicionando el PVB con el vidrio, el cual rápidamente era transportado hasta el final de la lavadora. La idea original era limpiar el plástico con el vidrio. La sorpresa que nos llevamos fue cuando nos dimos cuenta de que el PVB salía de la lavadora mojado pero sin ningún resto de vidrio porque salía por el tubo inferior, de modo que sin comerlo ni beberlo nos encontramos con un método muy efectivo de separación de los dos materiales.

El vidrio aparecía limpio completamente, al igual que el plástico… por lo que todo parecía que el método funcionaría y que además de la prueba, la empresa podría trabajar diariamente el material. Y así podría haber sido, pues demanda de PVB limpio y reciclado había en esa época.. todo parecia que iba a salir bien. El  problema fue el residuo original. El PVB que empezó a entrar en la planta empezó a venir contaminado con otros materiales (aluminio y las gomas usadas para la colocación de los cristales) que nos forzaron a realizar una clasificación previa del residuo. Esto planteaba realizar una clasificación manual del residuo pues no existían métodos más modernos para la separación de los residuos (métodos ópticos, de foucault, ..). Así, después de haber obtenido unas buenas pruebas piloto de separación y lavado del residuo, la empresa tuvo que abandonar el proyecto debido a que los altos costes de personal para obtener unos materiales óptimos para las exigencias del cliente sobrepasaban el valor final de venta de los productos reciclados.

Lo que pasa muchas veces, …. el medioambiente, sin economía…..

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s