Biomasa: la energía de futuro que ya es presente


La cada vez menor existencia de combustibles fósiles y el precio prohibitivo que están alcanzando, obligan a los expertos al replanteamiento del panorama energético. Una nueva planificación que pasa por la incorporación de fuentes de energía limpias, estables y económicas como la biomasa. El Gobierno de Aragón trabaja ya en su impulso.

Con los combustibles fósiles apuntando a su desaparición y a unos precios prohibitivos, es el momento de buscar nuevas fuentes de energía limpia, barata y estable. Unas características que cumple sobradamente la biomasa.

Ésta se define como “una fracción biodegradable de los productos, subproductos y residuos procedentes de la agricultura, de la selvicultura y de las industrias conexas, así como la fracción biodegradable de los residuos industriales y municipales”.

Aragón, con una superficie arbolada de 2,6 millones de hectáreas, es una fuente inagotable de materia prima para la producción de biomasa. Según el Gobierno de la Comunidad Autónoma, en los montes aragoneses podrían producirse un total de 1.950.000 toneladas de biomasa arbórea, que podrían generar 585.127 toneladas aprovechables para obtener una producción de 97 megavatios, el equivalente a 260.000 toneladas de petróleo. Ése es el objetivo para 2015 en Aragón.

El Gobierno de Aragón se ha dado cuenta del potencial de esta fuente de energía y está trabajando en su impulso y consolidación. Para ello, va a hacer todo lo que esté en su mano a todos los niveles. No sólo en lo técnico, sino en lo legislativo. El Departamento de Medio Ambiente está estudiando una modificación de la Ley de Montes para facilitar la entrada de agentes privados en la gestión de estos espacios.

“La biomasa es una de las líneas que entendemos que más posibilidades de generación de empleo en el medio rural, por lo que entendemos que debemos facilitar planteamientos de biomasa”, reconocía durante su comparecencia en las Cortes de Aragón el director general de Gestión Forestal, Roque Vicente, quien ha afirmado que “ya hay iniciativas en marcha” en este campo.

De hecho desde el Departamento se trabaja en el impulso de cultivos forestales de ciclo corto. La Comunidad, a través de la empresa pública Sodemasa, está implicada en el proyecto europeo Wood E3, cuyo objetivo es proporcionar herramientas de apoyo a los actores implicados en la toma de decisiones, fomentando de esta forma, un uso sostenible y racional de los recursos forestales como fuente de energía.

Aragón participa en un proyecto europeo para impulsar la producción de madera para biomasa

Esta fuente de energía cuenta con una serie de ventajas no sólo medioambientales como la prevención de incendios forestales, el fomento de la gestión forestal sostenible o la mejora y el mantenimiento de las masas forestales; a éstas hay que sumar ventajas de tipo socioeconómico y, cómo no, ventajas de tipo energético ya que otorgaría a la Comunidad la tan ansiada “independencia energética” y se trata de un recurso disponible en función de la demanda existente. Es decir, no se desperdiciaría materia prima, con lo que esto supone de ahorro.

Sin embargo, la biomasa tiene ciertas debilidades que hay que tratar de mejorar. No obstante, muchas de ellas, como la falta de tejido empresarial y de operadores logísticos, la dificultad en la logística y en el transporte del recurso tienen más que ver con el hecho de que se trata de un sector incipiente que con dificultades intrínsecas de la propia fuente de energía. No obstante, otras como la necesidad de aumentar el rendimiento de la generación de la energía eléctrica o de desarrollar la tecnología específica para su transporte y aprovechamiento, requieren de un fuerte esfuerzo inversor que, sin duda, merecerá la pena.

Nicho de negocio

El sector de la biomasa supone un nuevo nicho de negocio en el ámbito energético. Ejemplo de ello es la empresa Serrat Trituradoras, ubicada en la localidad oscense de Castejón del Puente. Su director de Ingeniería, José Serrat, ha explicado que en los 25 años de vida de la compañía, ésta ha ido evolucionando hacia nuevos cultivos y ahora han puesto sus miras en lo energético. Actualmente trabajan en un proyecto de creación de maquinaria en torno a la logística de la madera de chopo. Un campo en el que son pioneros.

Otro de los proyectos empresariales más destacados del campo de la biomasa en Aragón se encuentra ubicado en la localidad zaragozana de Ejea de los Caballeros. Se trata de una central de producción de energía eléctrica procedente de biomasa cuyo origen son los cultivos energéticos y los residuos forestales. Ha generado doce puestos directos y 35 indirectos. A esta planta hay que añadir la factoría de producción de pellets (combustible para biomasa) que se localiza en Ansó (Huesca) y que ha creado una quincena de empleos.

Y es este aspecto precisamente, el de los cultivos, el que convierte a la biomasa en un nicho de negocio transversal en lo económico. No sólo genera puestos de trabajo en el sector de la industria o la energía. También el sector de los servicios (transporte, venta de productos…) pueden recibir los beneficios de la implantación de esta fuente de energía.

Planta de producción de pellets de Ansó

Pero el sector que notará en mayor medida estos beneficios económicos es el primario. La biomasa puede contribuir a la salida de la permanente crisis en la que viven los agricultores, ya que la explotación de especies vegetales para destinarlas a fuentes de energía puede ser una fuente estable de ingresos.

Opinión muy positiva de esta nueva fuente de energía es también la de los usuarios. Así lo ha aseverado la responsable del proyecto Gardeniers de Atades, Aurelia Clavería. Una iniciativa que busca la inserción laboral a través de la agricultura y en cuyas instalaciones cuentan con una caldera de biomasa. “Funciona muy bien, no tenemos ninguna queja. Además estamos ahorrando 740 toneladas de emisión de CO2 al año”. “También se nota en lo económico ya que sólo con la amortización del sistema estamos ahorrando”, ha asegurado Aurelia Clavería.

La situación de los combustibles fósiles tradicionales obliga a un replanteamiento del panorama energético. Sin prescindir de fuentes como el carbón o el petróleo, las energías renovables deberán ir ganando peso en el mix energético del futuro. La apuesta debe ser por una energía limpia, estable y económicamente sostenible. Es la biomasa.

 

2 Respuestas a “Biomasa: la energía de futuro que ya es presente

  1. Pingback: Infobiomassa » Biomassa: l’energia de futur que ja és present·

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s