Empresarios resaltan el potencial de la biomasa


La producción de energía a partir de compuestos orgánicos o biomasa es una de las fuentes de generación de mayor potencial en República Dominicana, tanto por las ventajas de costo con relación a otras formas de energía renovable como por la disponibilidad de tierra fértil para la creación de fincas energéticas, que se convertirían en un incentivo para la explotación agrícola.

 

Así lo consideró Daniel Solé, presidente de la empresa española L. Solé, que estableció base en Centroamérica y está en proceso de instalarse en República Dominicana, donde ofrece servicios desde 2005, a través de un representante nacional, y ha captado a empresas como Grupo Puntacana y la compañía canadiense de producción de textiles Gildan. El empresario explicó que una de las principales ventajas de la biomasa con relación a otras fuentes de energía alternativa es que garantiza un rendimiento de 8,000 horas efectivas al año, un nivel muy alto en relación a las 2,000 horas que ofrecen la energía solar y la eólica, con un costo por megavatio mucho menor. “En el país se está consumiendo más de 100,000 toneladas anuales de biomasa, lo que reduce la importación de bunker (fuel oil) en aproximadamente ocho millones de galones, además de que el insumo es producido completamente en suelo dominicano, es una fuente de generación de empleos y tiene un impacto positivo en el medioambiente”, enfatizó.

La mayor parte de este consumo es de dos grandes proyectos de empresas textiles multinacionales, aunque el potencial de crecimiento es inmenso en el país. La alternativa, que se utiliza en sustitución de combustibles como el fuel oil (bunker), carbón mineral y gas natural para calderas de vapor y procesos térmicos, representa un ahorro de más de US$23 millones anual en divisas por concepto de la importación de combustibles fósiles y el año pasado generó ingresos por más de RD$120 millones a los productores nacionales, según explicó Solé. Luis Alberto torres, presidente de la empresa Bioma sa Agroindustrial, socio estratégico de L. Solé en República Dominicana, dijo que la mayor parte de la biomasa que se utiliza en el país proviene de desechos forestal, agrícolas, de los procesos agroindustriales y de la fabricación de muebles, pero también se obtiene mediante el método de cultivos energéticos en terrenos que no tienen vocación agrícola, básicamente en antiguas tierras cañeras. Una de las ventajas de la biomasa es que genera empleos, porque hay que producir y recoger la biomasa. Es una forma de aprovechamiento de los terrenos baldíos para la producción de biomasa, lo cual representa un incentivo para la producción agrícola.

El empresario señaló que por cada 500 hectáreas sembradas de biomasa el país puede ahorrar 20,000 galones de bunker e informó que la empresa que dirige tiene pautado para este año sembrar las primeras 600 hectáreas de cultivos energéticos. Explicó que aunque la inversión en la instalación de generadores de biomasa es sustancialmente mayor al de los de bunker, en una proporción de cinco dólares por uno, el tiempo promedio de retorno del capital invertido es de aproximadamente dos años, por el gran ahorro que representa en comparación con el uso de combustibles fósiles. Sin embargo, destacó que mientras más capacidad tiene el equipo mayor es el tiempo de retorno de la inversión y refirió algunos casos en los que se ha logrado el retorno de una inversión de US$20 millones en seis meses. Aunque esa matriz es viable para la generación eléctrica, su uso más común es en procesos térmicos como la producción de vapor para lavanderías, calentamientos de agua, transmisión a turbinas de vapor o para sistemas de refrigeración. La empresa ofrece la opción de asumir el costo de instalación de la planta generadora y vender la energía a las compañías, como una alternativa más barata y ecoamigable que ofrece el valor agregado de una mejor imagen hacia la comunidad y un manejo mucho más efectivo de la gestión de responsabilidad social corporativa.

EXPERIENCIA EN HONDURAS

Víctor Bendeck, director ejecutivo de L. Solé, refirió que en Honduras la empresa ha tenido una experiencia muy fructífera a través de la integración de empresas con gran consumo de bunker a la tecnología de generación a partir de biomasa, así como de la puesta en funcionamiento de la primera planta de generación eléctrica a partir de residuos urbanos, con lo que se han logrado reducir el consumo de bunker en 20,000 galones. La biomasa es más económica que cualquier otra energía, evita la salida de divisas del país al exterior, genera empleo para los dominicanos y es bueno para el medio ambiente.

 

Fuente: Ircania Vásquez http://www.listindiario.com

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s