La provincia de Huesca destina una décima parte de la masa forestal para aprovechamiento energético


 

El óptimo aprovechamiento del enorme potencial que tienen las biomasas como fuente de energía conlleva notables beneficios tanto en la creación de empleo, ahorro energético o reducción de incendios forestales, entre otras ventajas. Así se ponía de manifiesto en la jornada “Biomasa y energía: oportunidades de negocio”, que se celebraba en la Cámara de Comercio de Huesca, organizadora del evento junto al clúster empresarial CEB&E.

En palabras de Javier de Miguel, presidente del clúster, “la biomasa es una importantísima fuente de recursos y empleo que no debemos seguir ignorando”. Para ejemplificarlo, ha aportado datos: España es el tercer país con más bosques de la Unión Europea, ocupando una tercera parte de la superficie, es decir, unas 18 millones de hectáreas. El primero es Suecia, que obtiene de sus recursos forestales el 51% de la energía que consume.

Pero, frente a esta realidad, y pese al progresivo aumento de la masa forestal, cada vez hay menos labores de corte en nuestros bosques, por lo que hay menos aprovechamiento, como apuntaba Adolfo Blanco, analista financiero de rentEnergy. Blanco cifraba el volumen de biomasas disponible en Aragón en 1,95 millones de toneladas al año.

La mitad, 959.000 toneladas, corresponden a la provincia de Huesca, cuyo aprovechamiento supondría una generación energética equivalente a 97 Mw al año, o 260.000 toneladas de petróleo. Según este analista, el uso real es actualmente en la provincia de Huesca “una décima parte del potencial”.

Frente a esta realidad, el clúster de Biomasa y Energía tiene como objetivo desarrollar proyectos empresariales rentables y medioambientalmente sostenibles. El clúster, ha explicado Javier de Miguel, nació hace dos años, es independiente, se financia con el apoyo de las empresas que lo conforman, y colabora con universidades y entidades de I+D+I, teniendo como líneas estratégicas el desarrollo rural y la creación de empleo, los cultivos energéticos, la logística de biomasas, o las aplicaciones de la energía térmica, entre otras.

EJEMPLOS EN EL USO DE LA BIOMASA

En la jornada participaba también Roberto Santolaria, director del Centro Integrado de Formación Pirámide, de Huesca, que ha explicado el proceso seguido para la puesta en marcha de una caldera de biomasa en este espacio educativo, así como sus costes y los resultados obtenidos.

Desde el inicio de su funcionamiento en 2008 hasta ahora, la nueva caldera ha permitido un ahorro acumulado de 105.612 euros respecto al coste que habría supuesto mantener exclusivamente las calderas de gasóleo. Santolaria ha recordado que en su día fue la instalación de estas características más importante de Aragón, que supuso un coste para el centro de 360.000 euros

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s